El aceite de Guía de Isora obtiene la Oliva de Oro

El aceite de Guía de Isora obtiene la Oliva de Oro
10-01-2018

José Carlos Acevedo se hace con el premio

El pasado mes de diciembre la finca 'Las Pardeleras', propiedad de José Carlos Acevedo, recibió el premio Oliva de Oro que concede el Cabildo. Según Acevedo, “estuvimos muy cerca de lograr el premio Gran Oliva de Oro, pero para ello debemos cumplir algunos trámites burocráticos que se exigen para esa categoría. Vamos a seguir avanzando en el aprendizaje y en la comercialización, y esperamos poder exportar y competir en otras categorías para llevar por todo el mundo el nombre del primer aceite isorano”.

Los trámites para su embotellado y la elección de una imagen de marca adecuada a la particularidad de este aceite avanzan a buen ritmo. Se da la circunstancia de que el isorano es uno de los primeros que se recogen y que se elaboran en España, gracias a  las condiciones climáticas de la zona durante todo el año.

Según explica Acevedo, “fue don Manuel, presidente de la cooperativa de Cumbres de Abona, quien nos introdujo en el cultivo del olivo en el 2005. Desde entonces hemos ido plantando árboles que tienen ya diferentes añadas, sobretodo de la variedad de arbequina y también tenemos una pequeña cantidad de picual”.

La primera vez que elaboraron el aceite isorano fue en 2008. “Fue muy poco, unos 15 litros, pero ya entonces tenía un sabor exquisito que hemos ido mejorando con la experiencia”, relata.  En la última cosecha recolectaron 3.000 kilos de aceitunas que se transformaron en 300 litros de aceite.

La finca ‘Las Pardeleras’ se ubica cerca de la carretera de Los Pajales; tiene una extensión de 25 km2, y en ella hay plantados uno 500 árboles. “Cada uno necesita su espacio y aunque no es un cultivo muy exigente, sí debemos luchar contra determinadas plagas, algo que hacemos con un tratamiento 100% natural”, señala Acevedo. Entre los proyectos de futuro está el de construir una almazara para poder realizar el proceso completo en Guía de Isora y comenzar a embotellar también aquí el oro de “Las Pardeleras”.