Ashotel y CCOO firman el convenio colectivo de hostelería

Ashotel y CCOO firman el convenio colectivo de hostelería
12-08-2015
1365

El acuerdo recoge incrementos salariales del 1,75%, 1,5% y 1,25%

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, y el sindicato CCOO han rubricado hoy miércoles el que consideran “sin duda, el mejor convenio colectivo del sector de la hostelería de los firmados en el conjunto del Estado”, un acuerdo “importantísimo porque repercute en el conjunto de trabadores de la provincia de Santa Cruz de Tenerife”, no solo por el incremento salarial aplicado, −muy por encima de la media nacional−, sino porque supone un “vuelco” en lo que respecta a los contratos formativos.

Así lo han manifestado esta mañana Jorge Marichal, presidente de Ashotel y los secretarios generales la Federación de Servicios Estatal de CCOO y COO Canarias, José María Martínez e Ignacio López, respectivamente, quienes señalaron que después de casi dos meses de negociaciones, el nuevo convenio colectivo refleja las principales peticiones requeridas por ambas partes, que han hecho un esfuerzo por llevarlo a término “lo antes posible”.

El acuerdo, que estará en vigor durante cuatro años y afectará a 50.000 empleados en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, da “estabilidad al sector” en un momento de “recuperación económica” y recoge incrementos salariales del 1,75% durante el primer año, del 1,5% en el segundo y del 1,25% en el tercero. La subida del cuarto año, aún sin concretar, queda abierta a la negociación entre ambas partes, aplazada hasta enero de 2018, y que tendrá validez desde el 1 de julio de ese mismo año al 30 de junio de 2019.

Con vigencia del 1 de julio de 2015 al 30 de junio de 2019, el convenio ratifica el principio de acuerdo al que llegó la mesa negociadora la semana pasada, −no ratificado a última instancia por el sindicato UGT−, y fija las subidas salariales en un 0,75% por encima de las establecidas en el Acuerdo Nacional para la Concertación (1% este año). Además, el incremento en los sueldos supera al fijado en otros convenios colectivos de hostelería vigentes en España, como el de las Islas Baleares, que contempla un aumento del 1,125% a tres años, o el de Málaga, que incrementa el salario en un 4,5% en cuatro años.

Eliminación de liberados

Jorge Marichal incidió en la “flexibilidad” del acuerdo y en el “esfuerzo por parte de los empresarios para poder llevar a cabo la subida salarial”, que en tres años se situará en el 4,5%n un hecho posible porque “se han eliminado los trabajadores liberados”, y esa cantidad se destina tanto a la subida de sueldo estipulada para los próximos cuatro años como a las mejoras establecidas en el nuevo convenio.

En este sentido, José María Martínez señaló que desde el sindicato CCOO se ha preferido que esa cantidad (1,3 millones de euros) se destine a los salarios bases de los empleados porque las aportaciones que se hacían hasta el momento a los comités de empresa no “han sido transparentes en el transcurso del tiempo”. “Hemos apostado por clarificar, −dijo Martínez−, y lo que sean mejoras para los trabajadores lo percibirán directamente de las empresas y no del comité”.

La figura del trabajador liberado ha sido eliminada del presente convenio, así como los fondos que las empresas pagaban a los delegados sindicales y comités de empresa. La supresión del número de trabajadores en estas circunstancias hasta el anterior convenio, que ascendía a 30 (25 liberados por acumulación de horas y cinco por convenio), revierte en los incrementos salariales y en las mejoras que se aplicarán en el presente acuerdo.

Igualdad de oportunidades

Martínez se refirió también al hecho de que es un convenio colectivo que “no discriminará y habrá igualdad de oportunidades”, ya que la retribución será la misma para hombres y mujeres que realicen igual servicio, aspecto con el que coincidió Ignacio López, porque es “la primera vez que se hace referencia a este asunto”. El secretario general de la Federación de Servicios de CCOO Canarias se refirió al nuevo acuerdo como “el mejor del país en materia salarial” y afirmó que da “un vuelco importantísimo” a los contratos formativos, cuya retribución a partir de ahora se hará sobre un porcentaje del salario establecido en el convenio y no sobre el salario mínimo interprofesional (SMI), como ocurre en otros convenios nacionales.

Los trabajadores con contratos formativos percibirán durante el primer año el 75% del salario de la categoría inmediatamente inferior (según la clasificación del convenio), y el 85% durante el segundo año. La excepción a esta medida está en los contratos para las camareras/os de pisos, que se remunerarán conforme a su misma categoría profesional, y no a la inferior, que es la de limpiadora.

El convenio 2015-2019 contempla también por primera vez el denominado primer empleo joven, para menores de 30 años que carecen de experiencia profesional, o para aquellos cuyo periodo de inserción en el mercado laboral haya sido inferior a tres meses, así como el incremento, en dos horas mensuales, del crédito disponible por delegado sindical. A partir de ahora será la propia organización sindical la que disponga libremente de esas horas y costee los gastos de sus delegados.

Otro de los aspectos abordados es el denominado premio de vinculación, −cantidad que el trabajador percibe tras años de trabajo y una vez causa baja en la empresa−, y que se ha flexibilizado en zonas turísticas con plantillas de bastante antigüedad para que no suponga un sobrecoste a las empresas. Así, en lo que respecta a una antigüedad de 22 a 24 años, y de más de 25, se abonarán conforme al salario estipulado en el  convenio colectivo, y no conforme al salario real.